El colegio se mantiene desde 1903 con una razón de ser: responder a las carencias existentes en la sociedad cordobesa, colaborando con las familias en dar a niños y jóvenes una educación humano-cristiana, como respuesta a la intención originaria de la fundadora. Se caracteriza por:

  • Ser un centro educativo católico, regido por la Congregación de la Sagrada Familia de Villefranche, y concertado en todas sus etapas, desde Infantil a Bachillerato.

  • Nuestra línea educativa sigue la línea de apertura a todas las necesidades marcadas por su fundadora santa Emilia de Rodat.

  • Una formación integral del alumnado en colaboración con las familias, con una identidad que imprime a nuestro centro de un estilo educativo propio con unos rasgos característicos: SENCILLEZ, CERCANÍA Y ESPÍRITU DE FAMILIA.