Seguimos un método globalizado para desarrollar todas las dimensiones del proceso de enseñanza-aprendizaje.

A lo largo de esta etapa se trabajan distintos aspectos destinados a garantizar un desarrollo completo del alumnado, haciendo especial énfasis en la estimulación temprana y en el acompañamiento a lo largo del proceso evolutivo.

Se trabajan diversos programas de estimulación temprana que favorecen el desarrollo integral del alumnado atendiendo a las dimensiones evolutivas y a las distintas áreas de conocimiento.

Proyecto PSICOMOTRIZ
Numerosos estudios determinan que, en los primeros años de vida, la actividad psicomotriz asienta las bases para que el alumno pueda desarrollar sus habilidades motóricas de una manera más adecuada. Además, la psicomotricidad previene y ayuda a detectar posibles problemas en el desarrollo de la lateralidad, al mismo tiempo que favorece el desarrollo de la motricidad fina, fundamental para la adquisición de la lectoescritura.
Programa BLOCKS
El aprendizaje de Matemáticas haciendo uso de los bloques lógicos, las regletas y los policubos, permite asociar las cantidades, equivalencias y un acercamiento a los algoritmos matemáticos de la suma y de la resta. La manipulación favorece el aprendizaje de estos procesos matemáticos básicos, conformando una base sostenible para las siguientes etapas educativas.
Programa CUÉNTAME
Hasta los ocho años de edad, el cerebro de los niños adquiere con mayor facilidad los contenidos nuevos. Es fundamental que el alumno, en sus primeros años de vida, escuche distintos tipos de cuentos, acompañados de acción, movimiento e interpretación, así como de imágenes y fotografías, todo ello aderezado con ternura y afecto. La narración y escucha de cuentos se vuelve indispensable, ya que el alumno va reconociendo las diferentes entonaciones, expresiones de la voz, la musicalidad, el lenguaje no textual y, también, el gusto por la lectura.